Una Cubierta Deck es un sistema integral que se compone de un soporte de chapa, un aislamiento térmo-acústico y un acabado impermeabilizante. 

Se utilizan en superficies de grandes dimensiones tales como aeropuertos, naves, almacenes, polideportivos, centros comerciales y todo tipo de obras industriales en donde se requieran huecos para salidas de humo, instalaciones, iluminación, conductos y, en casos donde se precise de una pendiente mínima (1-3%).

Las cubiertas tipo Deck se suelen dividir en No accesibles: cuando soportan el paso eventual de personas y técnicas; o transitables: cuando soportan el paso frecuente de personas y/o que soportan maquinaria.

En cuanto a su instalación es de rápido y sencillo montaje, adaptable a cualquier tipo de geometría por sus materiales altamente moldeables.

Otras ventajas enumerables a la hora de optar por un sistema de  Cubierta Deck son: su alta capacidad aislante e impermeabilizante, la reducción de filtraciones ya que no poseen juntas y su alta resistencia a la compresión y al peso soportando grandes instalaciones como equipos o paneles solares.

Por último, es importante señalar que es un sistema que cumple con un alto nivel de eficiencia energética al evitar la pérdida de energía que pueda filtrarse en una instalación pudiendo garantizar no solo un óptimo aislamiento con una buena relación calidad/precio sino una alta seguridad y protección contra incendios respecto a otros sistemas de este tipo.