A la hora de adquirir un equipo de soldadura resulta importante conocer las diferencias y prestaciones entre los equipos de línea convencional y los de tecnología Inverter.

Los equipos de Soldadura inverter son una versión moderna y digitalizada de las máquinas de soldar clásicas. 

El funcionamiento de ambas se basa en el mismo concepto, la transformación de la corriente alterna en continua para crear un arco voltaico. Sin embargo, entre las enumerables ventajas de la tecnología Inverter aquí encontramos que estos  tienen un menor consumo eléctrico, por lo que son ideales para utilizar en cualquier lugar y ahorrar energía, al no necesitar de enormes generadores eléctricos.

Además son equipos más fáciles de transportar ya que pueden adquirirse equipos con tan solo 3 kg.

En lo que respecta a la calidad del trabajo, permite una soldadura más precisa y los ciclos de trabajo son más eficientes y sin esperas, además los soldadores inverter están fabricados de manera que no se sobrecalientan siendo ideales para soldar de forma rápida.

Por ultimo, cabe mencionar que los equipos de soldadura Inverter permiten muchas posibilidades porque son multifuncionales: TIG, MMA o MIG/MAG. 

Digamos que, no hay que cambiar de soldador, porque con uno mismo se puede hacer prácticamente todo tipo de labor respecto a los convencionales y si por sobre todo, a eso le sumamos que el precio es más que razonable en el mercado, resulta conveniente invertir en este este tipo de equipos por sobre los convencionales frente a los beneficios mencionados.